Skip to main content
Cita previa Descargar resultados

Opciones actuales para la detección de COVID-19

Actualmente, existen 4 tipos de pruebas en el mercado, conoce cada una de ellas con mayor profundidad, así como sus recomendaciones de uso:

1. PCR-RT (PCR en tiempo real)

Ha sido la primera prueba validada para detección del virus SARS-CoV-2 que produce la enfermedad COVID-19. Se basa en la detección directa del material genético del virus (ARN) y permite identificar pacientes contagiados poco después de haberse establecido la infección, en el mejor de los casos.
Es una prueba altamente sensible y específica que arroja un bajo número de falsos negativos.
Se considera la mejor elección para un diagnóstico agudo/precoz.
Es una prueba también recomendada para el seguimiento de paciente infectado e imprescindible para el alta hospitalaria en caso de ingreso. Dado su elevado coste, no se aconseja como herramienta de uso masivo para contención y, aunque podría indicarse para pacientes asintomáticos, se recomienda usar como segunda opción en estos casos si se dispone de pruebas rápidas de antígeno (punto 2).

Requisitos técnicos: La prueba debe realizarse en un laboratorio de biología molecular capacitado para trabajar respetando el nivel de bioseguridad exigido por este virus.
Muestra: Exudado nasofaríngeo/orofaríngeo, esputo u otras muestras respiratorias. Las muestras deben ser tomadas por personal capacitado y teniendo en cuenta todas las instrucciones de bioseguridad. En caso de necesidad se puede realizar autotoma.
Plazo de entrega: 24/48h después de la recogida de la muestra

2. Prueba rápida de detección de antígeno (Ag).

Se basa en la detección de proteínas de la cápside del virus (cubierta exterior del virus) y permite identificar pacientes contagiados 2 días después de haberse establecido la infección en el mejor de los casos (periodo ventana mínimo).
Es una prueba altamente sensible y específica indicada preferencialmente como herramienta de diagnóstico agudo/precoz en pacientes sintomáticos y para seguimiento de pacientes infectados.
Esta es una prueba de elección para uso masivo con fines de contención en fases y grupos de alta prevalencia de la enfermedad.

Requisitos técnicos: La prueba puede realizarse in situ en el lugar de toma de la muestra ya que se analiza en dispositivo móvil (point of care).
Muestra: Exudado nasofaríngeo.
Plazo de entrega: 10-15 min después de recogida de la muestra

3. Prueba rápida de detección de anticuerpos (Ac).

Se basa en la detección de anticuerpos IgG e IgM generados por el sistema inmunitario del paciente tras producirse el contagio. Permite identificar pacientes infectados entre 6-7 días después de haberse producido el contagio, en el mejor de los casos.
Debido a este largo periodo ventana, su uso aislado como herramienta de diagnóstico agudo/precoz no está aconsejado puesto que puede dar lugar a un número elevado de FALSOS NEGATIVOS.
Por el mismo motivo, no se recomienda su uso aislado para identificación de pacientes asintomáticos, ni seguimiento de negativización de pacientes infectados.
Teniendo en cuenta todo lo anterior, no debería considerarse una prueba de elección para uso masivo con fines de contención en este momento de comienzo de la epidemia.
Su uso está principalmente indicado para realizar estudios epidemiológicos ya que puede ofrecer información muy útil para establecer el número de pacientes que han estado infectados.

Requisitos técnicos: La prueba puede realizarse in situ en el lugar de toma de la muestra ya que la lectura se hace en el dispositivo de análisis visualmente.
Muestra: Sangre capilar de la yema del dedo.
Plazo de entrega: 10-15 min después de recogida de la muestra

4. Pruebas para detección de Anticuerpos específicos.

Se basan en la detección individual de Anticuerpos IgA, IgM o IgG. Permiten identificar pacientes infectados entre 4-8 días después de haberse producido el contagio en el mejor de los casos.
No se recomienda su uso como herramienta de diagnóstico agudo/precoz puesto que puede dar lugar a un número elevado de FALSOS NEGATIVOS. Asimismo, no se recomienda su uso aislado para identificación de pacientes asintomáticos, ni seguimiento de pacientes infectados como primera opción ya que, aunque puede ofrecer información relevante a nivel de seroconversión, no “ayuda demasiado” al manejo del paciente ni a la comprobación de su negativización.
No deberían considerarse pruebas de elección para uso masivo con fines de contención.
Estas pruebas están indicadas para la realización de estudios epidemiológicos en fases próximas de la evolución de la epidemia.

Requisitos técnicos: La prueba es un Inmuno-ensayo ELISA y por tanto debe realizarse en laboratorio.
Muestra: Sangre.
Plazo de entrega: en función de la organización del laboratorio

Más información

Si quieres solicitar más información sobre el Coronavirus así como de la prueba de detección, puedes llamar a nuestro teléfono gratuito de Atención al Cliente 900 206 226.

Descargar poster Coronavirus

Últimos artículos

Laboratorios de análisis clínicos: fuente de información

Probablemente a un ciudadano normal no le resulten familiares términos médicos como fracción de eyección, onda Q, miosis, tenesmo, odinofagia,…

30/03/2022

¿Cómo influye el microbioma en la salud?

Conocemos qué es la microbiota. Sin embargo, la palabra microbioma quizá no la hayamos incorporado aún en nuestro vocabulario. Y son cosas distintas.…

18/03/2022

¡Desde hoy en SYNLAB somos más verdes!

En nuestro laboratorio de Esplugues de Llobregat (Barcelona) hemos puesto en marcha nuestra primera planta fotovoltaica con 300 paneles solares que…

14/02/2022
Contacto